Latest Entries »

Y por qué?

¿Y por qué tengo que dejar de escribir para agradar a los demás? Al final nada de lo que uno hace es suficiente para los otros, y termino por descuidarme a mí misma. Esta vez estoy cansada. De verdad estoy cansada y he decidido terminar con todo aquello que me hace daño. A fin de cuentas es tan fácil pedir y pedir cambios, y cuando esas personas no están dispuestas a cambiar por tí, definitivamente no valen la pena.

Yo quiero estar bien conmigo misma, quiero agradarme a mi misma, quiero concretar mis propios planes y a la única persona que quiero hacer feliz y por la única persona que cambiaría es por mi hijo. Los demás que se pudran y me dejen en paz. Mañana voy a dejar de comer de nuevo, porque a nadie le incumbe lo que hago o dejo de hacer. Desde mañana comienzo con mi dieta para seguir bajando de peso. El Lunes voy a ir a inscribirme al gimnasio y voy a seguir postulando a los trabajos que me interesan. Y voy a seguir escribiendo aquí todos los días porque así lo quiero y punto.

¿Alguien cree que alguna de las cosas que he hecho para agradar a otros ha servido de algo? NADA de lo que he hecho ha sido valorado. ¿Alguien cree que una sola persona ha sido capaz de cambiar aunque sea algo pequeño para agradarme a mi? NINGUNA puta persona. Sin embargo, todos se sienten con el derecho de mierda de decirme como actuar, como comer, como vivir, como escribir, como hablar, respirar y pensar. Pues se me pueden ir todos a la cresta, yo voy a hacer lo que quiero y como quiero, y al que no le guste, la puerta es ancha y sirve para salir de la misma forma como sirvió para entrar. El juguetito se aburrió. Todos se llenan la boca diciendo lo mucho que se preocupan por mi, todos se creen la gran cosa porque dicen quererme, todos dicen cuidarme, pero la realidad es que me toman casi como una obra de caridad para enmendar sus pecados en esta cagá de mundo y entregan “lo que pueden” o peor aun “lo que quieren”, jamás lo que necesito. Bien, se les acabó la caridad, ayuden al Hogar de Cristo o a quien sea, pero yo no quiero ayuda de nadie más, desde hoy me ayudo yo sola a ser lo que quiero ser.

Estoy segura que en varios años más, cuando yo sea exitosa y los demás quieran acercarse nuevamente a mi, cuando se hayan dado cuenta de que en realidad valgo muchísimo más de lo que ellos creen hoy en día, cuando se den cuenta de que me van a necesitar, yo no voy a estar disponible para ellos. ¿Así que soy poca cosa? ¿Así que no valgo lo suficiente para ustedes? ¿Así que les avergüenzo? ¿Así que no soy merecedora de ustedes? Espero que lo tengan presente en diez años más. Espero que lo tengan presente hasta el últmo día de sus vidas. Espero que no tengan que arrepentirse a golpes de todo esto.

Bienvenidos a mi nuevo blog. Bienvenidos a mi nueva vida.

Fin

Chicas, lo siento, no puedo seguir escribiendo en este lugar. Mucho cariño.

Les dejo mi correo por si alguien quiere cotactarme.

no.princesa@gmail.com

Tremenda locura

Hace años que siento ganas de hacer algo que es completamente opuesto a lo que ha sido mi vida siempre. Nunca lo ví como una posibilidad concreta, y jamás se me ocurrió intentarlo siquiera, pero es que suena tan fuerte en mi cabeza que me pica el bichito de la duda. ¿Me la podré? ¿Será realmente una tontera? ¿Serviré para esto? Toda mi vida he intentado hacer cosas de acuerdo a mi perfil, toda mi vida he intentado hacer cosas que creo que son para mi, y nunca me ha resultado nada, y eso me hace pensar que es casi seguro que si comienzo con esto que definitivamente no es para mi, es mucho menos probable que resulte. Aparte, estoy SEGURA de que si se lo cuento a alguien de mi entorno, todos se van a reír de mi, y en vez de darme ánimo para conseguirlo, me van  a decir lo mal que me va a ir. No lo sé, es tan complicado. De verdad tengo muchas ganas, quiero, quiero, quiero, pero no creo que tenga lo necesario para lograrlo.

Por otro lado, nunca me ha ido bien en nada de lo que he comenzado, quizás no tengo nada que perder si es que lo intento (aparte de plata). Sí, quiero estudiar. Que loco, ¿no?… Yo estudiando y más encima algo tan, tan nada que ver conmigo. Aunque creo que debo solucionar algunas cosas antes de pensar siquiera en estudiar, pero cuando las solucione quisiera tirarme a la piscina y hacerlo sin pensarlo mucho. Aunque si lo hago tendría que ser escondida, porque estoy segura de que nadie, NADIE va a apoyarme.

No ha sido un día muy bueno hoy. Y mi ánimo no ha andado muy muy. Denante me vi tan colapsada por varias cosas que ocurrieron, que terminé golpeándome con fuerza. A veces, cuando siento que voy a explotar, me dan ganas de reventarme la cabeza en la pared, o de golpearme tan fuerte hasta llegara al punto de desmayarme y despertar años más tarde cuando ya todo esté solucionado. Lástima, no tengo tanta fuerza, de todas las veces que me he lastimado, ni un rasguño pequeño me he dejado. Ni medio moretón, ni un esbozo de chichón. Con suerte un pequeño dolor de cabeza o un enrojecimiento que dura 5 minutos. Por lo menos me desquito conmigo misma y no con los demás. Debe ser algún avance.

En fin. De comida no quiero hablar, esto es una lucha que estoy perdiendo y no quiero pensar en eso, porque me dan ganas de lanzarme a un río.

Saludos.

Llevo varios días consumiendo una cantidad normal de calorias diarias. Sé que comiendo menos hago daño a las personas que más quiero en el mundo, pero me siento un fracaso. Tengo hambre de hambre. Hace días siento la necesidad de sentir hambre y sentir que estoy adelgazando. Esto no lo escribo porque quiera hacerlo y porque haya decidido volver a morir de hambre, lo escribo porque es lo que siento muy dentro de mi ser.

Es extraño darme cuenta de que realmente tengo algo que maneja mi cabeza a su antojo. Ya me dijeron que estoy loca’e patio, y que el tema de Ana hay que estudiarlo, pero si no es eso, tiene que ser algo que tenga que ver con mi cerebro, porque no me lo explico de otra forma. No estoy comiendo como antes, para nada, no como ni cerca de lo que comía hace dos meses atrás, pero aun asi siento que no tengo voluntad y que comiendo asi no voy a conseguir nada… Si eso no es estar loca’e patio, no se que será.

Aun no voy al psiquiatra, así que no se que anda mal conmigo. Espero poder ir luego para buscar una solución y terminar con estos sentimientos tan locos que me aquejan desde hace tantos años.

 Sé que algún día va a llegar alguien mejor que yo a apoderarse de lo que es mío. Algún día va a llegar alguien menos loca, con menos trancas, con más para entregar y mucho más persona que se apodere de todo lo que un día consideré de mi propiedad. Me da miedo pensar que ese día llegue luego. Voy a partir perdiendo al hombre que amo, luego voy a perder a mi familia, después mi trabajo, en seguida mis cosas, mis amigos y finalmente a mi bebé.

Me da tanto miedo pensar que esos días están cerca. Quisiera ser una mejor persona para que nadie pueda arrebatarme lo que me pertenece. Quisiera ser más linda, más simpática, más divertda, más útil y más inteligente, así nadie querría deshacerse de mi, y no sería una molestia como hoy en día lo soy. Mi papá ya se deshizo de mi, en la casa donde estoy estoy molestando y no tengo donde irme, el hombre que amo sabe lo loca que estoy y está intentando ayudarme, pero sé que es algo que nadie quisiera hacer, cualquier persona quisiera estar tranquila, y estoy segura que él no es la excepción. Amigos ya no me quedan hace tiempo, y mi bebé… Mi bebé me ama, pero no soy la mejor madre que le puede haber tocado. Estoy muy loca, y me da miedo dañarlo en algún arrebato de los que me atacan cada cierto tiempo.

Estoy paranóica, en cada esquina veo una amenaza. En cada palabra, en cada acción veo que esta situación se acerca más y más, y lo único que pienso es que este mundo no está hecho para mi. Yo no nací para vivir esta vida. Nada me motiva, nada me hace sentir las ganas locas que algún día tuve de vivir, y hay veces en que en mis rezos nocturnos sólo pido sufrir una enfermedad grave para darme cuenta de una vez de que quiero vivir, de que quiero existir y no quiero perder lo que hoy tengo a mi lado. Debo confesar que mucho tiempo pedí por un tumor cerebral, que me diera tiempo de despedirme, pero que me condenara y me dejara disfrutar a concho el poco tiempo de vida que me quedara. Si, estoy tan loca.

No quiero perderlos, pero siento que ya falta poco. No quiero perderlos.

Espía

Anoche soñé que era una supermehaultrabacán espía. Me infiltraba en una base secreta y le pateaba el trasero a otros espías menos bacanes que yo, obvio. Así que ahora estoy en campaña para buscar a los mejores de Chile para formar una sociedad oculta de espías y patear trseros juntos.

Hoy me medí la cintura y mide 78 cm… Medía 85cm, lo máximo que midió fue 88 cm, Omaigosh! Eso me puso muy contenta. Tanto que salté de alegría. El próximo miércoles me voy a pesar a ver como voy.

No tengo mucho tiempo ahora, así que mando hartos saludos y hasta pronto!

Mal día

Hoy no fue un buen día. Mi bebito tiene otitis y tiene que tomar antibióticos de nuevo. Lo bueno es que no se ha sentido tan mal hoy, y para la noche con su remedio espero que duerma bien y pueda descansar… Por lo menos más que anoche.

Pero eso no es todo. Hoy no aguanté y comí tallarines con salsa como enferma. Oficial, mi primer atracón desde que comencé mi dieta. Que rabia, iba tan bien, me estaba viendo tan bien en el espejo. Cada día me veía un poquito mejor, y ahora voy a volver a subir esos malditos kilos que bajé por culpa de ese atracón asqueroso. Tengo tanto miedo de recaer en lo de la comida. No puedo imaginarme comiendo nuevamente como lo hacía antes, sin parar, sin límites y llena de ansiedad. Hoy tuve ansiedad toda la mañana y cuando llegué me dije “un poquito de tallarines después de tanto tiempo no me va a hacer mal”, pero no pude, comí un montón de tallarines hasta quedar a punto de reventar. Ahg, tengo miedo, mucho mucho miedo de caer. No quiero volver a ser como antes, quiero alguna vez terminar con lo que empiezo. Necesito hacerlo… Necesito comenzar con mi psicoterapia para poder olvidarme de la comida y poder lograr mi meta.

Nunca pensé que fuera fácil, pero jamás imaginé lo difícil que sería.

Mis compañeras promotoras son ENFERMAS DE FLAITE. Me llega a dar vergüenza ajena… En fin. El día super fome. Me van a pagar por haber estado todo el día de pie sin hacer nada. Igual bacan, voy a tener platis para mi y eso me contenta.

Mi bebé está enfermo y voy a tener que llevarlo al doc mañana, así que espero no sea nada grave. Parece un pollito el pobre.

Mañana escribo con ganas, que ahora se me hizo tarde y me tengo que ir.

Harto cariño!!

Uff… Segundo día.

El segundo día fue cansador. Desde las 11.00 am hasta las 8.00 pm de pie, pero se siente bien hacer algo distinto de lo que hago normalmente. Igual es difícil. Pasa que yo soy muy, muy, muy tímida. No sé si tímida sea la palabra, quizás soy muy insegura o tengo muy baja el autoestima; sea como sea, me cuesta demasiado socializar con gente que no conozco. Ese tipo de conversaciones triviales del estilo de “Hola, soy Camila, está raro el clima cierto? Y tú que hacís, estudiai, trabajai?…” No puedo tener ese tipo de conversaciones, dentro de mi tengo la impresion de que a nadie le interesa conocerme ni saber de mi. Siento que al acercarme a conversarle a alguien que no conozco voy a molestar más que a otra cosa. Aparte como no sé como ser sociable, me da la impresion que ni siquiera me van a encontrar simpática. Hasta creo que me van a encontrar fome y que voy a caer mal.

Si, es terrible pasarse toda la mañana rogando porque alguien te hable y no tengas que aburrirte todo el día y ojalá alguien quiera salir a almorzar contigo para que no parezcas la loca que no habla con nadie. Toda la mañana esperaba que alguien se apiadara de mi, que estaba sola en un rincón sin conversar con nadie más que mi ropa, y sin hacer nada más que contarla una y otra vez, ordenarla, ponerla a la misma distancia una prenda de otra…. Y mirar a mis compañeros como conversaban y se reían. Fue un poco terrible para mi cabeza, pero (gracias al cielo) una niña se acercó a mirar ropa cerca de mi punto y comenzó a hablarme. Al final ella me ayudó a pasar el día un poco menos sola. Inclusive almorzamos juntas, así que la tarde se hizo menos tediosa y la tormenta que tenía en mi cabeza se calmó.

En fin, con respecto a la comida me ha costado mantener las calorías que consumía antes. Como estoy trabajando, en mi casa me hacen comer más, aunque sigo consumiendo pocas calorías igual me complica estancarme en el peso y dejar de adelgazar. Lo bueno es que como estoy trabajando quemo más calorías durante el día, así que la próxima semana vamos a ver que pasa. Si sigo bajando o no. Espero que si, porque para ser promotora hay que verse bien; aunque entre nos, de todas las que hay ahi, yo soy la más descentita. Hay unas promotoras muy flaites, y del lugar donde estoy, ninguna se preocupa de su cuerpo. Claro, yo no soy una bomba sexy, pero lejos soy la que más me preocupo. El maquillaje, el pelo, la postura (para que no se salga la guata, obvio).

Ya nada más de pelambres. Mañana es otro día y tengo que levantarme temprano para ir a trabajar. Necesito trabajar con ganas, porque mi bebito estuvo con fiebre hoy, y tengo que poder costear su atención médica en algún momento, así que a trabajar con harto pino, que al final, esto es para nosotros. Para mi hijo y para mi. ¿Les he dicho lo mucho que lo amo? Es la luz de mis ojos, y hoy lo extrañé demasiado en el trabajo. Cuando me paguen lo primero que voy a hacer es comprarle algo lindo. Lo primero, primero, primero. Guagua fea linda.

Saludos princesas.

Primer día

Hoy fue mi primer día de trabajo. Lo pasé bien, aunque quería morir del dolor de espalda. Trabajo de promotora en una tienda de la gran ciudad de Santiago, y el trabajito es de pie… Hoy trabajé 4 horas, imagínense mañana que trabajo TODO EL DÍA, y más encima DE PIE!!! Cuático, pero no menos bacán, se siente bien hacer algo distinto a estar en la casa todo el día, y mejor se va a sentir cuando reciba mi platita a fin de mes. Yupi!

Ni hablar de la comida. Todo livianito, aunque no tuve tiempo de contar las calorías, creo que anduve cerca de las 500. Quiero puro que pasen estas dos semanas para poder tener mi platita y sentirme grande de nuevo.  Y quiero que puro pasen estos meses para llegar a ser linda como siempre lo he soñado. Solo quiero que mi dieta de resultado y al mirarme al espejo sentirme hermosa. Imagínense! ¿Hermosa y con plata? Ideal, así que a ponerle ganas a los nuevos proyectos, ¿quién sabe si aparte de estas dos cosas me resulta alguna otra? No voy a decir qué, porque nunca se cumplen las cosas cuando uno las cuenta, así que a cruzar los dedos.

No tengo mucho tiempo, mañana debo madrugar, así que me despido con harto ánimo. Espero que me dure harto rato.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.